Acceso Área Privada    


  09.01.2013

Los Goya apuestan por el cine andaluz con 30 nominaciones

'Grupo 7' aspira a 16 premios, sólo por detrás de 'Blancanieves', la más favorecida con 18 opciones. 'Carmina o revienta' otorga candidaturas a la familia León al completo. BRAULIO ORTIZ | ACTUALIZADO 09.01.2013 - 10:07 (Publicada en Diario de Sevilla)

Pese a que su obra había sido uno de los fenómenos del año, los artífices de Grupo 7 temían que el tiempo transcurrido desde el estreno de la cinta el pasado abril jugara en su contra en las candidaturas de los Goya, pero no ha sido así: la película del sevillano Alberto Rodríguez se colocó ayer entre las favoritas con 16 opciones, adelantada únicamente por Blancanieves, de Pablo Berger, aspirante a 18 galardones. "Algunas nominaciones nos esperábamos, pero creo que hemos entrado en todas las categorías a las que nos presentábamos", afirmaba a este periódico el productor Gervasio Iglesias. "Pensábamos que los últimos estrenos podían desbancar a la película, pero afortunadamente Grupo 7 ha gustado mucho", añade el responsable de La Zanfoña, una empresa que ha visto reconocida también otra coproducción en la que participaba, Juan de los muertos, entre los largometrajes que pugnan por el reconocimiento a mejor película iberoamericana.

Son pocos los trabajos del thriller de Alberto Rodríguez que no han sido respaldados por los académicos: este thriller ambientado en los años previos a la Expo del 92 peleará en los apartados de mejor película, director y guión original (Rodríguez, junto a Rafael Cobos); cuatro de sus intérpretes han entrado entre los nominados a actor protagonista (Antonio de la Torre, en el mayor ejercicio de contención de su carrera), actor secundario (Julián Villagrán), actor revelación (Joaquín Núñez) y actriz revelación (Estefanía de los Santos); y otro aluvión de candidaturas de carácter técnico confirma la excelente impresión que ha causado el filme: la música de Julio de la Rosa, el montaje de José Manuel García Moyano, la fotografía de Álex Catalán o el sonido de Daniel de Zayas, así como la dirección de producción de Manuela Ocón, la dirección artística de Pepe Domínguez, el diseño de vestuario de Fernando García, los efectos especiales de Juan Ventura Pecellín y el maquillaje y peluquería de Yolanda Piña. "Lo bonito es que no es la gente que está nominada todos los años, sino un grupo que lleva tiempo trabajando junto y que ahora es reconocido: jefes de equipo a los que ha llegado su momento", advierte Rodríguez, sorprendido "porque todo esté tan centralizado [junto a Blancanieves y Grupo 7, Lo imposible luchará por 14 premios, y El artista y la modelo por 13], porque ha sido un año muy bueno. Pienso que hay como una decena de películas que podrían haber entrado", dice un cineasta que no es precisamente un desconocido en las galas de los Goya. Fue candidato como mejor director y guionista por 7 vírgenes y también por el libreto de After, pero en su estantería falta aún un busto del pintor aragonés. Y en esta ocasión, Rodríguez, que ya tiene terminada una segunda versión del argumento de su próximo proyecto -"nos quedan algunos borradores, normalmente hacemos hasta ocho", bromea-, menciona con veneración a uno de sus rivales: Jean-Claude Carrière, nominado por el guión de El artista y la modelo, de Trueba. "¡Para mí es un semidiós! El libro de Buñuel [Mi último suspiro, las memorias que le dictó a Carrière, con el que trabajó en seis películas] es uno de mis favoritos. Me hace mucha ilusión poder coincidir con él y hablar un rato", cuenta con modestia.
El protagonista de Grupo 7, Antonio de la Torre, tiene razones para el entusiasmo: junto a su selección como uno de los mejores actores en un papel protagonista, es candidato como secundario por Invasor. Y además, el malagueño fue quien anunció el listado de finalistas junto a Elena Anaya. "Yo ya con eso me sentía premiado, porque con el encargo desde la Academia me estaban diciendo: Tú eres uno de los rostros del cine español y queremos que estés aquí. Y encima me nominan por las dos películas que tenía el año pasado, pleno", celebra el intérprete, ya galardonado por AzulOscuroCasiNegro y candidato en otras ediciones por Gordos y Balada triste de trompeta. "Si soy sincero, lo de Grupo 7 lo esperaba, pero lo de Invasor no. Ha sido muy divertido cuando Elena ha leído a los nominados y yo lo he visto: ¡Mira, si ese Antonio de la Torre soy yo!", exclama el actor, que en el acto de ayer confesó ante el asombro de los asistentes haberse tomado ya unos gazpachos... a las once de la mañana. "Era un desafío de broma que me había hecho José Corbacho. Y al principio estaba cortado, pero después de ver lo de Invasor me vine arriba y me solté", explica. De la Torre se medirá como mejor protagonista con el mexicano Daniel Giménez Cacho (Blancanieves), el francés Jean Rochefort (El artista y la modelo) y con el veterano José Sacristán (El muerto y ser feliz), posiblemente el favorito tras ganar la Concha de Plata en San Sebastián y por la circunstancia de que la Academia le debía no sólo un Goya, sino también una candidatura que no le había otorgado hasta ahora. Entre los secundarios, el siempre excelente De la Torre también cuenta con rivales de peso: José María Pou (Blancanieves), Ewan McGregor (Lo imposible) y su compañero en Grupo 7, Julián Villagrán.
Este último vuelve a acercarse al Goya años después de Bajo las estrellas, su primera opción al premio. Su lucida transformación en yonqui tenía serias posibilidades de acabar en el cuarteto finalista, "había compañeros que me lo decían", pero Villagrán sabía que había "otros trabajos notables, como los de Una pistola en cada mano [quizás la gran olvidada en el reparto] o Miel de naranjas". El protagonista de Extraterrestre se siente "honradísimo" de compartir nominación con "un señor del teatro como Pou y un amigo como Antonio, del que soy fan. De Ewan McGregor también: me encanta desde Trainspotting, y estaba estupendo en Moulin Rouge...".

Otro andaluz que ha sido uno de los protagonistas de 2012 y que ha sido reconocido por la Academia española es Paco León. Su Carmina o revienta, con tres candidaturas,ha empujado a toda la familia a la gala de los Goya: el intérprete ha sido elegido entre los directores noveles; su madre, Carmina Barrios, ya premiada en el Festival de Málaga, le disputará el premio de mejor actriz revelación a Macarena García, distinguida en San Sebastián por Blancanieves, y su hermana María está entre las finalistas a actriz secundaria un año después de su primer Goya. "Lo mío y lo de mi madre lo teníamos más seguro", admite el sevillano, pero la "merecidísima nominación de María ha sido el remate. Y está claro que queremos llevarnos alguno, pero los tres será difícil". El actor que se atrevió a promover otras formas de distribución estrenando simultáneamente su cinta en las salas y en internet declara que "nunca" sintió "reticencia alguna" por parte de sus compañeros, "sólo hubo alguna resistencia lógica de algún distribuidor. Pero estas nominaciones demuestran que en la Academia no querían castigarme, sino lo contrario". León se ha impuesto "en un año en el que había 50 direcciones noveles, y algunas que deberían haber sido seleccionadas, como El mundo es nuestro o Fin".

Entre la larga lista de andaluces que optan al Goya -en la que destacan el montador sevillano Fernando Franco, por Blancanieves, y el malagueño Ramón Salazar, por el guión adaptado de Tengo ganas de ti, y en la que también hay otra producción andaluza, Los niños salvajes, con tres candidaturas- están también los cortos de animación Alfred & Anna, de las andaluzas Forma Animada y Pizzel Studios junto a La Claqueta y dirigida por el sevillano Juanma Suárez, y ¿Por qué desaparecieron los dinosaurios?, de la granadina Mar Delgado y el jiennense Esaú Dharma. La aparición de Alfred & Anna entre los seleccionados supone, de nuevo, el reconocimiento del trabajo de los dibujantes jerezanos Alberto Belmonte y Miguel Serrano, que también formaron parte del equipo de 30 años de oscuridad. En este caso, Serrano y Belmonte se han encargado de diseñar el aspecto que debían tener los personajes que aparecen, así como de definir el estilo visual que iba a tener la película. "Son trabajos totalmente diferentes -comenta Belmonte-. En 30 años de oscuridad no había animación propiamente dicha, sino que se trataba de un documental contado a través de viñetas del cómic con la voz en off de Juan Diego y Ana Fernández; eran unos dibujos muy realistas, oscuros, de un tema escabroso como es la Guerra Civil... Y aquí Miguel Serrano y yo hemos trabajado en animación 3D, muy al estilo de Pixar y Dreamworks".
A pesar de que había motivos para la euforia, desde la Asociación de Escritores Cinematográficos de Andalucía aseguraron "echar en falta" para la entrega de los Goya, que se celebrará el 17 de febrero, títulos como El mundo es nuestro, de Alfonso Sánchez, 12+1. Una comedia metafísica, de Chiqui Carabante, Ali, de Paco Baños, A puerta fría, de Xavi Puebla o el "multipremiado" cortometraje Fuga, de Juan Antonio Espigares.

Contra el tiempo, un homenaje _al trabajo de los actores de reparto
El gaditano José Manuel Serrano Cueto está emocionado como sólo puede estarlo el alma de un proyecto que triunfa habiendo tenido pocas apuestas a favor en la línea de salida. Contra el tiempo fue una idea concebida hace seis años, que dejó atrás un formato de documental más ambicioso –precisamente, el propósito era evitar las entrevistas de busto parlante – y que no ha contado con ninguna ayuda, ni patrocinio, ni subvenciones, “todo ha sido a pulso y costeado del propio bolsillo”, indica su director. El 17 de febrero, la cinta competirá junto a Hijos de las nubes, Los mundos sutiles y Mapa por el Goya a la mejor película documental. En las últimas semanas, en el equipo de Contra el tiempo tuvieron un buen pálpito debido a la “repercusión entre la gente de la profesión”, señala Serrano Cueto. Un documental sobre los actores de reparto españoles de los años sesenta y sesenta podía convencer a un gremio como el del cine, que gusta de mirarse en el espejo, y su director afirma haber recibido comentarios y apoyos que mencionaban esa especie de “nostalgia positiva” como una gran baza en la película. Contra el tiempo tiene entre sus principales valores su tono “no derrotista” y la “cercanía” con los protagonistas: “Tanto mi impresión como de otras personas que han podido ver la película es que no tiene un poso amargo, no es un tono de pataleta, de gente dolida porque no la hayan tratado como se merece, sino que la conclusión que sobrevuela es muy positiva, de amor a la profesión”, explica Serrano Cueto. / Pilar Vera

Córdoba estará presente con dos cintas animadas
Las aspiraciones cordobesas a los Goya se concentran este año en el ámbito de la animación con el largometraje El corazón del roble, escrito y producido por Antonio Zurera, y el cortometraje Alfred & Anna, en cuya producción participó el Centro de Innovación Tecnológica en Contenidos digitales (Citec) de la Universidad de Córdoba. El corazón del roble supone la quinta candidatura para Zurera, ganador de un Goya con Dragon Hill, y competirá en la categoría de mejor película de animación con Las aventuras de Tadeo Jones, que es la gran favorita, O Apóstolo y The Wish Fish.
Para Zurera supuso "una grata sorpresa" esta inclusión de la cinta entre las finalistas, a pesar de que "ya es casi una costumbre" para él estar en estos niveles. "Lo mejor de los Goya es que el reconocimiento viene de los compañeros de profesión", indicó el productor, que destacó la trayectoria que está teniendo El corazón del roble, ganadora del Giraldillo Junior en el último Festival de Cine Europeo de Sevilla, en el que había "una dura competencia". Es una película que para Zurera y su equipo ha supuesto "un importante reto tecnológico", ya que por primera vez se plantearon realizar una cinta completa en 3D. "Nos gustan más las dos dimensiones, pero hay que estar al día", apuntó Zurera.
Dirigido por Ángel Izquierdo, el film persigue "entretener a los niños" y al mismo tiempo inculcarles un mensaje ecologista, "que se den cuenta de la importancia que tiene el cuidado de su entorno vital" y los riesgos que conlleva el cambio climático. Compite con uno de los títulos más exitosos en la historia de la animación española, Las aventuras de Tadeo Jones, dirigido por Enrique Gato.
Por su parte, Alfred & Anna está presente como finalista en el apartado de cortos animados junto a El vendedor de humo, La mano de Nefertiti y ¿Por qué desaparecieron los dinosaurios? Dirigida por Juanma Suárez, es una cinta muda sobre un profesor de música que se queda sin alumnos, circunstancia que afecta a la relación que mantiene con su esposa. Presentada recientemente en Córdoba y proyectada a lo largo de la Navidad en la Filmoteca de Andalucía, la película nació de la colaboración entre Citec y tres empresas sevillanas: La Claqueta, Forma animada y Pizzel Studios. Cuenta con las colaboraciones de Pastora Soler, interprete del tema principal, y Andreu Buenafuente. La música corre a cargo de Roque Baños y el guión es de Jorge Laplace. / Alfredo Asensi
Publicado en Diario de Sevilla

     




        
Inicio |  Mapa web |  Canal RSS |  Accesibilidad |  Contacta
© Copyright 2008 Asociación de Empresas de Producción Audiovisual y Productores Independientes de Andalucía.
Avda. Felipe II, 10 local D - 41013 Sevilla Telf.: (+34) 954 419 355 Fax: (+34) 954 418 402  E-mail: asociacion@aepaa-apria.es